• Espíritu guardián de los árboles

    Hyldemoer, el espíritu guardián de los árboles en la mitología nórdica

    Para los vikingos, talar un árbol viejo, sin el debido consentimiento, era una aberración. Esto se debe a que creían que dentro de los árboles centenarios vivía el espíritu guardián conocido como Hyldemoer. Para los elfos de la luz, habitantes de Alfheim, los árboles centenarios eran imprescindibles para realizar sus rutas de peregrinación. Es por eso, que: «Si un hombre tiene el valor de talar un árbol memoriable, casi sagrado para los elfos, el odio de estos terminará cayendo, no sólo encima del culpable, sino de toda su familia». Otros seres que también se dice que amaban dichos árboles son las Asradi, las sirenas de la mitología nórdica que se…