Los mundos

Yggdrasil

Yggdrasil, el enorme árbol protagonista de los nueve mundos de la mitología nórdica. Este robusto tronco es el encargado de englobar cada uno de los mundos.

Asgard, el mundo de los dioses, gobernado por Odín y donde se encuentra el Valhalla, es el punto más elevado. Un lugar de culto, reposo y protección, donde los Einjerhar (guerreros vikingos), una vez mueren luchando en una batalla, son recogidos y acompañados por las Valkirias hasta al Valhalla, donde continúan sus días bebiendo, riendo y haciendo juerga.

Bajo los pies de Asgard se encuentra Midgard, el mundo de los humanos. Este y Asgard están comunicados por un arcoiris vigilado por Heimdall, guardián y protector de los dioses.

En las ramas del lado izquierdo del árbol encontramos a Alfheim, el mundo de los elfos de la luz. También está Vanaheim, el mundo de los dioses guerreros y Protectores de Asgard y el resto de mundos. Jotunheim, donde se encuentran los Gigantes de Hielo y por último, Nifelheim, un lugar tierra de nadie. En Nifelheim existe una niebla tenebrosa y perpetua. Siempre sabes cómo entrar, pero nunca cómo salir. Es la frontera antes de llegar a Helheim, el submundo habitado por Hela, la diosa de la muerte, que de mitad de cuerpo para arriba es una de las humanas más hermosas que jamás haya existido, pero de mitad de cuerpo para bajo es un cadáver en descomposición. En este mundo es donde vagan las almas de aquellos que han muerto de vejez o enfermedad. Para entrar en el Palacio de Hela se tiene que dar una ofrenda a Gram, el perro gigante y guardián, sino, tu alma quedará encadenada por siempre jamás en las puertas de Helheim.

En las ramas de la derecha encontramos a Muspelheim, el mundo de los gigantes de fuego, que al igual que Hela, durante el Ragnarok tuvieron un papel fundamental. Svartalfheim, el mundo de los elfos oscuros que desde las montañas puntiagudas en las cuales habitan, observaban el llano donde los enanos forjaban sus espadas. Las espadas más poderosas de todos los tiempos.

¿Quieres saber más? Puedes leerlo en Protectores de Asgard