Yule, navidad vikinga

Yule, la Navidad de los vikingos

Yule, más conocido como solsticio de invierno y que se celebraba alrededor del 21 de diciembre, era como se conocía la Navidad en la era vikinga, que duraba alrededor de 12 días.

No obstante, no se trataba de una festividad exclusiva de los vikingos, sino más bien de las sociedades paganas, que festejaban los cambios de estación. En este caso, Yule representa la luz y la fertilidad, el nuevo comienzo de la vida.

Debemos recordar que en los países nórdicos, la luz es escasa, son muchos los meses que pasan en la oscuridad, por esto, el Yule era tan importante para ellos. Significaba el regreso de los meses en los que el sol era más presente.

Cómo era festejado el Yule

Los vikingos ofrecían un sacrificio a los dioses, relacionado con las cosechas, la protección y la fertilidad. Es por esto, que se cree que iba dirigido a Frey o Thor. Después del sacrificio, celebraban un gran banquete donde se comían a los animales sacrificados y el juilskirkai, el jamón de navidad.

El Yule era una fiesta destinada a los amigos y familia, sobre todo a aquellos que ya no se encontraban entre ellos. Razón por la cual la mesa del banquete era puesta frente a las tumbas de éstos, y allí era donde el Yule era celebrado, frente a los vivos pero también frente a los muertos.

Otra tradición del Yule era encender una hoguera con un tronco cortado al año anterior y que ardiera toda la noche. Se creía que éste espantaba los malos espíritus, les daba luz durante toda la velada y una vez finalizada, las cenizas eran esparcidas por los campos con la creencia que ayudarían a la fertilidad de éstos, dando buenas cosechas.

Símbolos más importantes del Yule

A pesar de que los vikingos contaban con varias tradiciones y símbolos, pero vamos a centrarnos en los más importantes y los que han perdurado en el tiempo.

La cabra

La cabra era el sacrificio por excelencia durante la noche del Yule, sin embargo, éste, con los años fue evolucionando. Hubo un tiempo que ésta no era sacrificada, sino que era la figura que llevaba los regalos para la población, convirtiéndose con el tiempo en Papá Noel o Santa Claus. Razón por la cual, actualmente, en los países nórdicos, se utilizan las cabras hechas con paja y alambre como decoración.

El árbol de Yule

El árbol de Yule era un abeto que se utilizaba como decoración para el hogar. Éste representaba el Yggdrasil, el árbol de la vida en la mitología nórdica, y que era adornado y decorado. Símbolo que ha perdurado en el tiempo, y de aquí nuestra tradición del árbol de Navidad.

Tronco de Navidad

Como se ha dicho en párrafos anteriores, el tronco de navidad se utilizaba para alumbrar, pero también, para asegurar las buenas cosechas. Actualmente, éste tronco a derivado al típico tronco de chocolate.

¿Qué te parece el Yule? No es tan distinta a nuestra Navidad, ¿verdad?

Escritora y Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *