El secuestro de Idun

El secuestro de Idun, leyenda de la mitología nórdica

Idun era la diosa guardiana de las frutas misteriosas consumidas por los dioses. Estas frutas permitían conservar la juventud y evitar el envejecimiento a todos los aesir, dioses habitantes de Asgard. Pero la noche en la que Idun desapareció, el caos se apoderó del mundo de los dioses. ¿Qué pasó con Idun?

El secuestro de Idun

Viaje del Dios Odín, junto a Loki y Hoenir

El dios Odín, Dios de los dioses, junto a Loki y Hoenir, se embarcaron en un viaje, lejos de Asgard. Durante el trayecto casi no habían encontrado comida, y cuando vieron frente a sus ojos una manada de bueyes, no dudaron en matar a uno para que se convirtiera en su cena. Lo que no hubieran imaginado jamás era que al poner la carne del buey encima del fuego, éste no se cocía. Por mucho rato que estuviera, su carne seguía cruda.

Perplejos se observaron hasta que escucharon una voz proveniente del cielo. Al levantar la vista vieron cómo una águila venía hacia ellos. El águila se postró encima de la rama de un árbol cercano y les explicó: – «Es mi magia la que evita que su carne se cuece. Pero si me dais de comer del mismo buey, romperé el hechizo».

Los dioses accedieron mucho a su pesar y éste se comió las partes más suculentas. Loki, que no soportaba que se burlaran de él ni que lo trataran como un don nadie, cogió una rama y se abalanzó encima del águila. Pero ésta fue más rápida y cogió la rama con sus garras por el otro extremo al de Loki y alzó el vuelo. Loki, totalmente desconcertado por lo sucedido, suplicó al águila que lo soltara, pero ésta, que era el gigante Thjazi disfrazado, se negó a hacerlo a no ser que la trajera la diosa Idun y sus frutos. Loki al fin accedió y Thjazi le soltó.

Idun, secuestrada por Thjazi

Tras el regreso de los tres dioses a Asgard, Loki fue en busca de Idun. Éste le contó entusiasmado que había encontrado un lugar durante su viaje que daba unos frutos todavía más maravillosos y apetitosos que los suyos, allí, más allá de los muros de Asgard. Loki se ofreció a acompañarla al maravilloso lugar y de paso, se llevarían los frutos para poder compararlos. La diosa aceptó.

Una vez en el bosque, Thjazi le secuestró y, todavía en forma de águila, le llevó a la morada del gigante. Un lugar llamado Thrymheim, situado en los picos más altos de las montañas.

Durante la ausencia de Idun, los dioses y diosas sintieron que la vejez se filtraba sor los muros de Asgard. Su piel comenzó a arrugarse, su pelo se empezó a volver grisáceo y su valentía y fuerza disminuyó.

Todos comenzaron a preguntarse qué estaba sucediendo y el porqué de la marcha de Idun. Algunos dioses dijeron que la última vez que Idun fue vista iba acompañada por Loki.

Los guardias de Asgard le detuvieron. Odín, junto a otros dioses le amenazó con todo tipo de torturas, hasta que finalmente Loki habló. Les explicó lo ocurrido con Thjazi. Los dioses, tras el descubrimiento, le amenazaron con matarlo si no volvía con 1dm de vuelta.

Loki partió volando a Jotunheim, tierra natal de los gigantes, convertido en halcón gracias a las plumas que le prestó la diosa Freya.

Una vez en Thrynheim, una parte de Jotunheim, encontró a Idun sola en la morada del gigante, que había salido a pescar. Sin Tiempo que perder, Loki convirtió a Idun en una nuez y se alejó volando con ella entre sus garras.

Cuando Thjazi volvió y vio que Idun no estaba, montó en cólera. Se volvió a convertir en águila y se fue volando dirección a Asgard, el único lugar donde Idun podía volver.

El gigante logró alcanzarlos. Estaba cerca cuando Idun y Loki consiguieron traspasar el umbral que conducía a Asgard. Los dioses, al percatarse de los cerca que estaba Thjazi, con su magia construyeron un muro de leña, el cual prendieron fuego justo cuando Thjazi intentaba cruzarlo sin que pudiera hacer nada.

Ese fue el último vuelo de aquella imponente y hermosa águila.

Escritora y Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *