Robo del martillo de thor

El robo del martillo de Thor

Mjölnir, el martillo de Thor, creado por los enanos Brokkr y Sindri tras que Loki los retara a hacer tres maravillas iguales o superiores a las hechas por los hijos de Ivaldi, lo consiguieron y fue entregado a Thor, dios del trueno e hijo de Odín. No obstante, éste fue robado.

Leyenda del robo del martillo de Thor

El martillo de Thor fue robado por Prymr (Thrymr), rey de los gigantes de hielo y habitantes de Jotunheim. Los jotun (habitantes de Jotunheim) robaron el martillo con el objetivo de llamar la atención de los dioses para que éstos les entregaran a la diosa Freya para que se convirtiera en la esposa de Prymr.

No obstante, los dioses se negaron a entregar a la diosa y a Heimdall, guardián del arcoíris, para no desatar una guerra contra los gigantes de hielo, se le ocurrió la idea de entregar a Thor disfrazado de mujer para que se hiciera pasar por Freya y poder así, recuperar su martillo. Thor, mucho a su pesar accedió pero con una condición: Que Loki lo acompañara disfrazado de dama de compañía.

Los dos aesir se presentaron frente a los gigantes de hielo, con Thor haciéndose pasar por Freya. Prymr organizó un banquete para su boda. Thor, devoró sin miramientos todos los platos que le pusieron enfrente, haciendo sospechar al rey de los gigantes de hielo, puesto que jamás había visto a una mujer de aquella manera. Loki, que era el «rey» de las mentiras y el engaño, le comentó que cuando Freya se emocionaba, en ese caso por la boda, no podía dejar de comer. Éste lo creyó.

Finalizado el banquete, Prymr pidió a Thor que se quitara el velo puesto que quería darle un beso. Thor se quitó el velo, pero en vez de darle un beso, le echó una mirada tan poderosa que hizo caer al gigante. Prymr, con un enfado considerable, pidió explicaciones y Loki le dijo que el brillo de los ojos de Freya se debía a su enorme felicidad. Prymr decidió dejarlo pasar y sellar el compromiso con el martillo Mjölnir, pero en ese momento, Thor se lo arrebató y se quitó el disfraz de mujer, mostrándose tal y como era, dios del trueno.

EL banquete terminó con la muerte de Prymr y el resto de gigantes que allí había a consecuencia de los rayos lanzados por Thor a través del martillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *