Rituales y costumbres vikingas

Rituales y costumbres vikingas

Los vikingos siempre han sido vistos como una sociedad fuerte, guerrera, sucia y con un punto sádico. Su devoción por las divinidades de Asgard hacía que tuvieran una serie de rituales y costumbres para venerarlos, pero que a muchos pueden parecerles horrorosas y escalofriantes.

En el post de hoy, hablaremos sobre algunos de los rituales y costumbres vikingas.

Rituales y costumbres vikingas

Águila de sangre

Se cree que era una de las prácticas más salvajes de tortura que realizaban los vikingos, y remarco se cree, porque ha habido varias controversias a la hora de demostrar que los vikingos realmente realizaban este tipo de ritual.

El águila de sangre era un ritual que se hacía como ofrenda a Odín a modo de castigo.

Los que lo practicaban rasgaban la espalda del castigado desde arriba del todo de la columna vertebral hasta abajo del todo con un cuchillo, daga, espada, o cualquier elemento punzante que tuvieran a mano. De esta manera, la carne de la espalda quedaba dividida en dos, como si de dos alas se tratase y la víctima moría desangrada. De aquí que fuera conocido como águila de sangre.

El blot. El festival de la gratitud

Los vikingos mostraban su agradecimiento a los dioses a través de numerosos sacrificios y rituales. Normalmente, éstos se hacían mediante animales, pero también habían realizado alguno con humanos. Para ello, les ponían encima de un altar de piedra y les mataban, pasándose su sangre unos a otros mientras entonaban varios cánticos escritos expresamente para dicho ritual.

Los Berserkers

Para los vikingos, la valentía, fortaleza y coraje eran sus virtudes más preciadas. El miedo no existía para ellos, y todos eran grandes guerreros, pero sólo los más duros, conseguían el honor de ser nombrados Berserkers.

Dicho nombre lo conseguían aquellos vikingos que no utilizaban armadura para protegerse, sino que sólo utilizaban las pieles de los animales que habían matado y sus armas, no eran nada más que sus manos y sus dientes.

Sólo aquellos vikingos expuestos a una serie de rituales y que habían vivido en el bosque como salvajes, conseguían convertirse en Berserkers.

Helway, viaje a Helheim

En la mitología nórdica, tras la muerte, aquellos que no eran bien recibidos al Valhalla, terminaban en Helheim, el mundo de la muerte gobernado por Hela. Un viaje de nueve días vagando por el submundo hasta llegar a su destino donde pasarían allí el resto de su eternidad.

A lo largo de este viaje, tenían que superar tres pruebas si querían llegar a su destino. Puedes conocer dichas pruebas en este post.

¿Qué te han parecido estos rituales y costumbres vikingas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *