el martillo de thor

El martillo de Thor, el dios del trueno

Thor, el dios del trueno e hijo de Odín, es conocido por su enorme martillo, un martillo forjado por los enanos y con propiedades mágicas que le otorgaron una brutal fuerza. Éste, solo puede ser empuñado por su propietario, en este caso, el dios Thor.

Pero, ¿cómo consiguió el dios Thor poseer dicho martillo?

El Martillo de Thor

Mjölnir, el increíble martillo de Thor, dios del trueno, posee unas cualidades extraordinarias, pero solo aquel, digno de poseerlo podrá empuñarlo y levantarlo.

Leyenda del Martillo de Thor

Loki y Thor siempre estaban compitiendo uno contra el otro. Los celos del dios Loki por el dios Thor cada día eran más y más profundos. Loki anhelaba todo lo que el dios del trueno poseía y siempre buscaba la manera de fastidiarlo.

Una noche, Loki creyó divertido cortar la melena de Sif, la mujer de Thor, y así lo hizo mientras ésta dormía. A la mañana siguiente, Thor, al darse cuenta de lo sucedido, montó en cólera y prometió vengarse. Loki, temeroso de dicha venganza, prometió que conseguiría nuevos cabellos para Sif. Así que Loki se fue en busca de los enanos para que estos crearan una nueva melena para Sif, tejida de oro. Los enanos, para evitar problemas con los dioses aceptaron y además, decidieron entregarles otros regalos en señal de su admiración.

Loki aprovechó aquel ofrecimiento para sacarle partido y apostó con ellos que no serían capaces de producir nada más extraordinario que los objetos que ya habían creado. El perdedor de la apuesta, perdería la cabeza.

Los enanos consiguieron la hazaña propuesta. Entre sus increíbles objetos incluían; un barco, que podría ser doblado hasta que cupiera en el bolsillo, una lanza, que nunca erraba el blanco y un martillo indestructible y de fuerza descomunal.

Loki, al ver la creación de los objetos temió lo peor, pero su astucia no tenía límite y antes de que los enanos pudieran cortarle la cabeza, éste les dijo: “el trato era que la cabeza de quien perdiera fuera cortado, pero para ello, no puede ser cortado su cuello”. Frente a estas palabras, cuando los enanos iban a cortarle la cabeza, estos no supieron donde terminaba la cabeza y empezaba el cuello.

Estos se enzarzaron en una discusión, momento en el que Loki cogió todos aquellos objetos y salió de allí con la cabeza en el mismo sitio de cuando había llegado.

Llegado a Asgard, Sif volvía a tener pelo, convirtiéndose en una de las diosas más hermosas, y los demás dioses obtuvieron también sus regalos. Freya el barco, Odín la lanza y Thor el martillo.

¡Adquiere tus productos vikingos aquí!

Escritora y Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *