Marketing Visual para vender libros

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, y aunque no siempre se confirma esta regla, la mayoría de veces sí es cierta. Esto sucede, porque el receptor con tan solo una mirada rápida y aunque no se detenga a observar detenidamente aquello que está viendo, es capaz de captar el mensaje.

¿Quieres vender un libro? La mejor manera sin duda, será a través de las imágenes. Hoy vamos hablar sobre el Marketing visual y cómo llevarlo a cabo para llegar al corazón de nuestros lectores.

Sin duda, la aparición del Internet y las redes sociales han cambiado la manera de comunicarnos, pero también la manera que tienen las marcas para promocionarse y ser visibles frente a sus consumidores se ha visto afectada por las innovaciones tecnológicas. Incluso la manera de leer y consumir libros no es la misma que hace 15 años atrás, y seguramente no será la misma dentro de 10 años. Los libros electrónicos y las herramientas online también han sido los detonantes de que actualmente tengamos que recurrir a nuevas plataformas y estrategias de marketing para conseguir visibilidad entre las millones de publicaciones que se hacen sobre un mismo tema en un mismo día.

Entonces, ¿cómo destacar por encima de los demás? Aportando algo especial que otras marcas no sean capaces de aportar. Y ya no solo hablo de las marcas sacadas por empresas, sino de nuestra propia marca personal. ¿Cuántos escritores hay? ¿Cuántos libros se publican al año? ¿Cómo conseguir una diferenciación? Tal y como he dicho antes, con el Marketing Visual.

¿Qué es el Marketing Visual?

Una foto, una ilustración, una infografía… todo aquello que tenga que ver con una imagen, y que además sirva para vender un producto o servicio será definido como Marketing Visual. Un perfecto ejemplo es la red social Instagram. Gracias a esta, hemos encontrado un perfecto aliado para mostrar todo aquello que vivimos y mostrarlo al mundo entero. ¿Pero sirve para vender libros?

La respuesta es afirmativa. No es aconsejable estar todo el día colgando fotos del libro con los mismo hashtags, ya que sino podemos terminar bajo los afectos del Shadowban, esto significa que nuestra cuenta, aunque no esté directamente bloqueada y podamos seguir interactuando con los otros usuarios, nuestras publicaciones no llegan a tantas personas como antes, puesto que el nuevo algoritmo de Instagram detecta nuestras publicaciones como spam. No obstante, publicar en Instagram stories o en nuestra cuento lo que hacemos, los eventos a los que asistimos, cómo trabajamos o las novedades de lo que vamos a hacer es una buena manera de promocionarnos y sin necesidad de realizar ningún tipo de spam.

Aquí os dejo un ejemplo de mi cuenta de Instagram para que veáis el tipo de imágenes que publico.

Instagram Ester Ribas - Marketing Visual

Ahora que hemos visto de que trata el Marketing Visual, vamos a hablar de cómo llevar a cabo una estrategia de Marketing Visual.

Recomendaciones para hacer Marketing Visual

Antes de empezar a promover un libro, aparte de crear cuentas en todas las redes sociales en las que lo queramos promover, es fundamental que establezcamos unas normas a seguir. Hablamos sobre el estilo de la portada, tipografía y colores corporativos que se utilizaran. Por tanto, ahora sí, nos referimos a la imagen de marca.

Creación de la imagen de marca

Antes de nada, es muy importante tener una portada del libro atractiva, puesto que es lo primero que verán del libro nuestros posibles lectores. El orden de las acciones que realiza un lector antes de comprar un libro es fijarse en la portada, leer el título y por último, si la portada y el título le han convencido, leer la sinopsis de lo que trata. Por tanto, para realizar Marketing Visual es imprescindible que para empezar la portada sea visual y llame la atención.

Para las portadas yo siempre recomiendo colores que destaquen por encima de los demás, es decir, colores llamativos. Negro, Rojo, Amarillo, etc. La utilización de colores neutros o apagados es poco recomendable.

También es importante escoger una paleta de colores que, no solo va a definir el libro, sino que también nos puede servir para definir nuestra propia marca personal y que nos ayude a que los lectores nos recuerden.

Otro factor a tener en cuenta es el tipo de fuente. Utilizar siempre la misma tipografía puede terminar siendo “cansino” y aburrido para nuestros seguidores, pero cuando se trate del libro, sí que es importante que pongamos siempre la misma tipografía para no confundir al lector.

Empezar con la promoción

Una vez tenemos definida la portada y tipografía, es momento de decidir las imágenes de perfil y de portada de las distintas redes sociales que vamos a utilizar, como por ejemplo Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, etc. De esta manera, conseguiremos que todas queden unificadas y que nuestros seguidores, con tan solo ver la imagen ya sepan que se trata de nuestra marca o libro.

Para twitter, mi recomendación es que la mayoría de tuits, aparte de crear textos atractivos y que aporten valor para los usuarios, vayan acompañados de una imagen. ¿Por qué? Pensad que twitter es una de las redes sociales más rápidas. Cada segundo se pueden llegar a lanzar millones de tuits a la vez. Si nuestro contenido no es de calidad o no tiene interés para el usuario nadie lo verá porque se quedará olvidado en medio de los otros tuits que se han lanzado en el mismo momento que el nuestro. Twitter es ideal para lanzar cualquier tipo de campaña es la red más versátil y no hay unas reglas o normas que se deban seguir.

Por lo que hace Facebook, yo recomiendo lanzar promociones a través de Facebook Ads. Estas son muy económicas y consiguen que nuestras publicaciones tengan gran interacción o engagement con los usuarios, aumentando el número de visualizaciones, “me gusta” y comentarios.

Instagram ya la hemos visto anteriormente. Por último, quiero hablaros sobre LinkedIn. Esta red social no es Facebook, sino que es una red pensada para promocionarse profesionalmente. Yo recomiendo que en esta solo se publiquen contenidos puramente profesionales. Por ejemplo, en mi caso, yo la utilizo para promocionar los artículos que redacto en mi blog y en blogs colaboradores para darme a conocer como escritora, así como todos los hitos profesionales que consigo. Recordad, no es nada recomendable publicar contenidos personales. Para ello tenemos Facebook o Instagram.

Estas son mis recomendaciones de hoy sobre el Marketing Visual. Si quieres profundizar más o te ha quedado alguna duda, podéis dejar un comentario o contactar conmigo a través de mi correo o redes sociales.

“El mejor Marketing es mostrar aquello que somos sin etiquetas”

Leave a Reply