falsos mitos vikingos

Falsos mitos de los vikingos

Si te pregunto, ¿cómo te imaginas un vikingo? Seguramente me responderías: fuertes, rubios, ojos azules, espaldas anchas, vestidos con un casco con cuernos y pieles, bárbaros… No me alejo mucho de tu respuesta, ¿verdad?

No obstante, siento decepcionanrte. Puesto que la imagen que nos hemos creado de los vikingos no es tan cierta como te imaginas.

A continuación vamos a hablar de los falsos mitos de los vikingos.

Falsos mitos de los vikingos

Los cascos con cuernos, más un estereotipo que una verdad

O al menos, no se han encontrado pruebas de ello arqueológicamente hablando. En realidad, los cuernos los utilizaban para beber y éste, es un estereotipo que proviene de un cuadro del pintor sueco Gustaf Malsmtröm. Éste, en 1820 quizo pintar un vikingo. Éstos eran vistos como seres bárbaros y salvajes, parecidos (en aquella época) a un demonio. De aquí, a que lo pintara con cuernos.

¡No bebían del cráneo de sus enemigos! Olvida ya esto, por favor.

Como he comentado, los vikingos eran vistos como unos bárbaros, y por esto, a veces se les atribuye sandeces como estas, sólo para hacer justicia a esta creencia que nos hemos inculcado. Éstos bebían de cuernos y comían de platos. hechos de arcilla si se lo podían permitir. Fin de la historia.

Su vida no se basaba en los saqueos y en la sed de sangre

Siempre se ha visto a los vikingos como unos bárbaros que basaban su vida en la venganza. Sino que se dedicaba a labrar la tierra y a comerciar, por eso, se convirtieron en grandes viajes y surcaban muy a menudo por los mares. Esto se debe a el clima, los depredadores y a una geografía muy segmentada. De hecho, la palabra «viking» se traduce en textos rúnicos como: ir de expedición.

Lo que sí es cierto es que en batalla, los vikingos eran implacables, y en los combates cuerpo a cuerpo, debido a su constitución, muy peligrosos y fuertes. Además, recordemos que para ellos, morir en batalla era un honor, puesto que se iban al Valhalla. No obstante, sí que es verdad, que los que fueron asaltados por los pueblos vikingos, sí que en los relatos históricos los describen como verdaderos bárbaros y salvajes.

No sólo vivían en Escandinavia

Sí, su origen es en escandinavia, pero llegó un momento, con sus conquistas, en el que se podía encontrar asentamientos vikingos por: Italia, Francia, Irlanda, España, Inglaterra, Rusia… y hasta en América, donde algunos documentos dejan ver que lo hicieron antes que Cristóbal Colón.

Siento decirlo, no todos eran altos ni corpulentos

El estereotipo vikingo: alto, corpulento, en algunos casos gordo, sucio, y analfabeto es más un mito que una realidad. Medían 170 y si se veían tan grandes era porque en realidad, se salía mucho de la media de entonces. De sucios no tenían ni un pelo y de analfabetos menos.

Y estos son algunos de los falsos mitos vikingos más conocidos sobre este pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *