Draugr

Draugr, caminantes después de la muerte

Los Draugr en la mitología nórdica se consideran seres «no muertos». Criaturas que después de muertos todavía parece que tengan vida propia.

Los escandinavos pensaban que vivían en las tumbas de los guerreros vikingos, usando los cuerpos de los difuntos para manifestarse.

Draugr, caminantes después de la muerte

Eran conocidos por su fuerza sobrehumana, haciendo que algunos pudieran ser inmunes a armas convencionales. Podían crecer a su voluntad (hasta el tamaño que ellos decidan). Eran seres muy pesados y emitían sonidos horripilantes puesto que no podían hablar.

Además tenían la capacidad de interferir en los sueños de los vivos y maldecirlos.

¿Por qué aparecen?

Los celos, era el principal motivo de la aparición de los Draugr. Eran muy posesivos con sus cosas, sobre todo con sus riquezas que las guardaban a buen recaudo incluso después de la muerte.

¿Qué poderes tenían?

Los Draugr tenían habilidades mágicas, conocidas como Trollskap, muy parecidas a la de brujas y magos vivos. De entre sus habilidades, podían cambiar de forma, controlar el clima, traer enfermedades y la oscuridad en horas diurnas y predecir el futuro.

Además, podían moverse como si fueran humo una vez se levantaban de la tumba.

Sus formas más conocidas eran: focas, toro desollado, caballo gris con el lomo partido, pero sin orejas o cola, gato asentado en el pecho de una persona dormida y crecer constantemente hasta asfixiar a su víctima por el exceso de peso.

Escritora y Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *